2 de marzo de 2017

No dejes que el GAS te arruine!

Este último par de días he estado extasiado pensando en nuevo equipo fotográfico. Miro una Fujifilm y mi corazón empieza a latir más fuerte, veo esa nueva Lumix y mi boca empieza a salivar.

Pero, me hicé una promesa que voy a mantener, pagar todas mis deudas y permanecer libre de ellas para siempre, no más comprar cámaras con mis tarjetas de crédito, no más de alucinar con los equipos más nuevos y costosos.

GAS (Síndrome de Adquisición de Equipo) se encuentra a la vuelta de la esquina, no importa si piensas que ya lo tienes todo controlado, te afecta cuando menos lo esperas. La única solución es atacarlo cada vez que regresa, ser fuerte y olvidarse de comprar juguetes nuevos.

Mientras tanto aún tengo mi confiable Canon T5i, la cual me hice la promesa de sacarle hasta la última gota de vida. Es una buena cámara, solo que algo vieja en cuanto a tecnología, pero todavía puede dar muy buenas imágenes, además de que la he usado muy poco.

Otra idea que tengo y que creo que es mejor, el conseguirme un 24mm fijo y un 85mm y dejar que esos dos junto con mi 50mm sean mis lentes principales, así podré tener un kit más ligero y poder seguir tomando fotos increíbles.

Sólo hay que ser fuertes, planear bien las cosas y todo saldrá bien.

No hay comentarios.: